sábado, abril 01, 2017

La relatividad del tiempo

Hoy me junte con Gabriel Bunster quien es un blogger de gran nivel, escribe una nota semanal que yo recibo y veo todos los viernes, que contiene diversos temas que le interesan y que indica los links hacia ellos y a veces a su propio blog. La junta se dió porque le envié un comentario acerca de un tema que puso en su nota semanal y hoy recibí un llamado de él a tomarnos un café y conversar sobre diversos temas, pero por sobre todo "conversar" arte perdido en estos tiempo, y pongo especialmente la palabra "arte" ya que hablar es fácil, pero conversar es otra cosa, ya que exige "escuchar" y no oír a la contraparte, y a su vez a la contraparte escucharme, y esa danza entre mi habla y su escucha y vice versa su habla y mi escucha es la verdadera conversación, y para disfrutar una conversación es aprender a bailar bien la danza de las conversaciones, y eso es casi arte, ya que las palabras van creando el mundo conversacional, y lo hacen real.

Estuvimos conversando sobre diversos temas y saltabamos de uno hacia otro en frenética conversación, tanto así que se me pasó el tiempo volando, y solo me dí cuenta cuanto había pasado cuando el cobrador del parking me dijo que le debía una hora y cuarenta y cinco minutos, a mi me parecieron uno treinta como máximo. Entonces recordé cuando a Albert Einstein le pidieron que explicara la teoría de la relatividad en un minuto y dijo:"Si Ud está sentado en una estufa caliente, un minuto le parece una eternidad, pero si está con una persona interesante un minuto le parece un segundo" que hermoso ejemplo de relatividad, y eso me pasó a mi.

Gracias Gabriel por tu tiempo tal como te lo dije por mensaje y me alegré de disfrutar una maravillosa conversación. Además me distes motivo para escribir en este blog.

1 comentario:

  1. Buena Isaquino. La verdad es que la conversación galopó, perdiendo noción de la gente que nos rodeaba, absortos en lo que estábamos. Aparte de que debemos ser los únicos dos que en estos días, por estas latitudes, se leen Homo Deus de Harari dos veces. Y qué deleite.
    Fue un placer conversar contigo y un aprendizaje, aparte de la referencia al físico cuántico Roger Penrose que habla de sus investigaciones sobre la conciencia, tema que toca explorar a fondo, según Harari.
    Hasta la próxima.

    ResponderEliminar