lunes, agosto 01, 2016

Educación versus Conocimiento

¿Qué es educar? ¿Cuanto influye el conocimiento en la educación? ¿Es en nuestro tiempo valorado el conocimiento cuando la Internet lo pone a disposición de todo el mundo abiertamente?
Esta y varias preguntas mas en torno al proceso de educar y la crisis en general en el mundo de la educación me han hecho reflexionar al respecto, y a continuación expongo mi pensamiento en ello.
Educar es preparar aquí y ahora a nuestros hijos, colaboradores, amigos, etc para un mundo futuro que a lo mejor ni siquiera veremos. ¿Entonces, qué habilidades y conocimientos se deben entregar para prepararse para ese mundo futuro? En cuanto a los conocimientos cada día se ponen obsoletos mas rápido, debido a nuevos descubrimientos y avances tecnológicos. Pero por otro lado la Internet a través de Google o Wikipedia nos lo traen a la mano cuando los requerimos accesando a ellos en forma rápida y segura. Por lo tanto lo que debemos enseñarle a nuestro semejantes es aprender a buscar la información y/o conocimiento en la red, y nada mas que aquellos conocimientos básicos o elementales que les permitan moverse en ese mundo digital con soltura y precisión.
Entonces vamos por la habilidades que deberíamos educar. Aquí la cosa es diferente.
Deberíamos educar en habilidades conversacionales, o sea hablar para ser escuchado y a escuchar el habla de otro, de esta manera la danza entre mi habla y tú escuchar y viceversa son las conversaciones, y lograr maestría en ello será crucial en el mundo futuro, las palabras generan acción y por lo tanto los resultado provienen de esas acciones, en todo tipo de dominios.
Otra cosa que acompaña a las palabras son las emociones, y saber cómo enfrentarlas, no reaccionando sino gestionándolas permitirá un vivir pleno y placentero.
Finalmente las emociones aparecen en el cuerpo y saber donde se me alojan en este es vital para controlarlas y/o saber cuando se apoderarán de mi.
Por lo tanto puedo ir desde el lenguaje (habla y escucha) hacia las emociones y desde ahí al cuerpo y viceversa, osea desde el cuerpo a las emociones y finalmente al lenguaje.
Los invito a pensar, o sea conversar consigo mismo o con otros al respecto si queremos cambiar la educación en nuestro país y en el mundo.

No hay comentarios.: